miércoles, enero 10, 2007

Marcas y comercialismo

Si alguien se propone sacar un producto al mercado le conviene ponerle una marca que atraiga atención. Me imagino que por eso la compañía que creó los inodoros que había en la escuela Lenin se llamaba Toto. No es de jodedera, la primera vez que vi ese nombre en el inodoro en el que me iba a sentar me entro tanta risa que no pude ni cagar.

Me acordé de esto cuando leí un articulito en jr sobre las marcas y el comercialismo. Julito, el escritor, se esta dando golpes en el pecho por la costumbre en el caimán de meterle una marca comercial a cualquier cosa, aunque sea pegarle Adidas a un Toyota. Según Julito esto es un crimen por varias razones, pero lo que mas le jode al tipo es que se usen nombres asociados con el imperio. A lo mejor no le picaría tanto si en vez de Adidas le pegaran Lada a un Toyota, o a un Fiat, Vita Nova.

Lo mas interesante es que en los últimos días hay un énfasis anti-comercialista tremendo en todos los medios, ¿por que será? A lo mejor el apretón viene después de todo.

1 comentario:

Alberto P.R. dijo...

Como es posible que se ponga a atacar este asunto cuando su propio pais participa en el mismo juego con sus propias marcas y luego las promueve. ¿Sera pendejo o ignorante?