jueves, enero 25, 2007

Reflexiones a la orilla del Mayabeque

Hoy el día estaba nublado, mojado, y yo tenia tan pocas ganas de ir a trabajar que ni me aparecí por allá. Salí a caminar por el pueblo, y como no es muy grande enseguida llegue al río. El río en este caso es el río Mayabeque, que cauda por el Valle de Güines.

A mí siempre me atraen las aguas. Cuando me escapaba de la escuela siempre iba a parar al río, a veces para nadar y matar el calor, a veces para pescar y matar el hambre. A las orillas del Mayabeque también robe besos y apretones por muchos años. Pero hacia días que no me paseaba hasta aquí. Mucho trabajo, mucha jodienda, y poco tiempo para reflexión.

Pero hoy me pase un buen rato a la orilla del río, sin acordarme ni pensar en nada. Por un par de horas solo vi correr el agua y oí sonar el río. Que rico es desconectar la razón por un rato.

1 comentario:

Alberto P.R. dijo...

Gracias por la foto. Entiendo la necesidad de buscar un lugar para descansar y reflexionar sin interferencia.