martes, mayo 15, 2007

Guayabas y guayaberos



Ruben Blades tiene una canción no muy conocida que se llama "Buscando Guayabas", la letra de esa canción dice en parte:

"Me fui pa'l monte buscando guayaba,
por la vereda del 8 y el 2
Y aunque encontré una casa dorada
esa guayaba no la hallaba yo.

Mucho he viajado por todo el mundo
Y nunca nunca pude encontrar
Una guayaba que me gustara
y detuviera mi caminar.
Y aunque encontré una casa dorada
Esa guayaba no pude hallar."

Como ya ustedes saben a mi me encantan las guayabas aunque a veces me traten mal. En Cuba también se le llama guayaba a las mentiras, y donde hay guayabas siempre hay guayaberos.

A propósito de esa conexión, este fin de semana la abuelita publicó un tratado de pagina entera sobre la libertad de prensa. Pa'que no se tengan que meter esa diatriba yo me hice harakiri y lo leí completo.

Déjenme darle un resumen: según la abuelita tener muchos medios de prensa y de comunicación es completamente opuesto a la 'verdadera libertad de prensa', porque todos esos medios van a tergiversar la 'verdadera verdad' para competir uno con otro. La única 'verdadera libertad de prensa' viene cuando el gobierno asegura que solo se publican 'las verdaderas verdades'. Creo que deberían pagarle un derecho de autor a Orwell.

Y hablando de la misma cosa, en la misma edición de la abuelita se publica un articulo sobre las antenas ilegales. También les voy a a ahorrar un viaje a esa pagina, lo esencial de este articulo, en verdad de los dos artículos que les menciono, es que esta revolución no le tiene miedo a nada, excepto a las ideas. Y para salvar a la revolución hay que controlar no solo el flujo de las ideas, pero hay que impedir que nadie sepa ni que las ideas existen.

Aunque yo soy del monte llevo un burujón de años en el llano rajando leña, y pese a que todavía me queda bastante de guajiro y de bruto he aprendido unas pocas cosas. Entre las cosas que he aprendido se me pegó esta cita del apóstol:

"Solo la opresión debe temer al pleno ejercicio de la libertad. Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía. Un hombre que oculta lo que piensa, o no se atreve a decir lo que piensa, no es un hombre honrado. Un hombre que obedece a un mal gobierno, sin trabajar para que el gobierno sea bueno, no es un hombre honrado."

Me cago en la madre. El apóstol debe llevar 50 años llorando, o por lo menos preparándole cama a todos los hijos de puta que se han apropiado de su nombre.

2 comentarios:

Alberto dijo...

Bien dicho al final. Sin embargo, tal como sucede con la Biblia, los del gobierno saben tergiversar estas palabras para darle su propia interpretación.

Fidel pro democracy dijo...

La democracia necesita dos factores esenciales, de los que no se puede precindir: 1.- Libertad de Prensa 2.- Oposicion efectiva. sin uno u otro solo queda dictadura o tirania.